11 programas de Microsoft que todos usaban en los años 90

Índice
  1. 1. MSN Messenger
  2. 2. Clippy
  3. 3. Windows Movie Maker
  4. 4. Outlook Express
  5. 5. Microsoft 3D Pinball Space Cadet
  6. 6. Buscaminas
  7. 7. Encarta
  8. 8. Microsoft Reader
  9. 9. Microsoft Photo Editor
  10. 10. Windows CD Player
  11. 11. Microsoft Works

¿Quién no recuerda esos tiempos en los que maldecíamos a ese clip molesto que siempre quería ayudarnos en Word con sus sugerencias inútiles? Y no olvidemos las mil reconexiones al Messenger solo para enviar un mensaje. Ambos programas de Microsoft se convirtieron en íconos de una era, para bien o para mal, y hoy en día ya no existen.

Aquí te traigo una lista de 11 programas que marcaron una época pero que hoy en día han sido olvidados.

1. MSN Messenger

¡Ah, MSN Messenger! ¡Qué tiempos aquellos! ¿Recuerdas cuando pasábamos horas chateando con nuestros amigos después de la escuela? Esa aplicación era como el epicentro de nuestra vida social en línea en la última década.

Antes de que se convirtiera en Windows Live Messenger, MSN Messenger era el lugar al que íbamos para conectarnos con amigos, compartir memes (aunque en ese entonces no los llamábamos así) y ponernos al día con las últimas chismes. Era como el WhatsApp de hoy en día, pero con un toque de nostalgia y un montón de emoticonos que expresaban nuestras emociones mejor que mil palabras.

¿Recuerdas cuando personalizábamos nuestros nicknames con letras coloridas y frases ingeniosas? ¡Era todo un arte! Además, podíamos ver quién estaba en línea, quién estaba ocupado y quién estaba "fuera de casa", lo que nos permitía saber cuándo era el momento perfecto para iniciar una conversación.

Y, por supuesto, no podemos olvidar las famosas "nudges" o "zumbidos" que enviábamos para llamar la atención de nuestros amigos cuando no respondían. ¡Era como dar un toque virtual en el hombro!

Aunque hoy en día tenemos una amplia variedad de aplicaciones de mensajería instantánea, MSN Messenger siempre tendrá un lugar especial en nuestros corazones. Fue una parte importante de nuestra adolescencia, un lugar donde compartíamos risas, secretos y hasta dramas adolescentes.

2. Clippy

¿Quién no recuerda a este pequeño personaje molesto que aparecía cada vez que intentábamos redactar un documento en Word? Si bien su intención era ser útil y ayudarnos con consejos o sugerencias, la mayoría de las veces terminaba siendo más una molestia que una ayuda.

Clippy se convirtió en un símbolo de la mala experiencia de usuario en los primeros años de Office. Su diseño torpe y su comportamiento intrusivo lo hicieron objeto de burlas y críticas por parte de los usuarios. Incluso hubo peticiones para que Microsoft lo eliminara por completo de sus aplicaciones.

A pesar de su impopularidad, Clippy logró dejar una marca indeleble en la memoria de quienes lo sufrieron en su momento. Hoy en día, es recordado con nostalgia por algunos como un icono de la era digital de los años 90.

Aunque ya no forma parte de las versiones más recientes de Office, Clippy seguirá siendo recordado como uno de los errores de diseño más famosos de Microsoft. Una lección para las empresas de tecnología de que incluso las mejores intenciones pueden salir mal si no se tienen en cuenta las necesidades y preferencias de los usuarios.

En definitiva, Clippy puede haber sido odiado, pero sin duda dejó su huella en la historia de la informática. Una pequeña mascota digital que, por más molesta que fuera, logró conquistar un lugar en el corazón de muchos usuarios.

3. Windows Movie Maker

¿Recuerdas esas tardes en las que te sentabas frente a tu computadora con tus clips de video y fotos, listo para crear algo increíble? Windows Movie Maker te brindaba la oportunidad de ser un director de cine en tu propia casa, sin necesidad de ser un experto en edición de video. Con su interfaz intuitiva y amigable, podías arrastrar y soltar tus archivos multimedia, agregar efectos, transiciones y música con solo unos clics.

Lo genial de Windows Movie Maker era que te permitía experimentar y ser creativo sin complicaciones. Podías jugar con los diferentes efectos visuales, ajustar la duración de las transiciones y agregar títulos para darle un toque profesional a tus creaciones. Incluso podías exportar tus videos en diferentes formatos para compartirlos en redes sociales o grabarlos en un DVD para la posteridad.

Aunque Windows Movie Maker ya no está disponible en las versiones más recientes de Windows, sigue siendo recordado con cariño por aquellos que alguna vez lo usaron para dar vida a sus recuerdos en forma de videos. A pesar de sus limitaciones y simplicidad, este programa logró acercar el mundo de la edición multimedia a personas de todas las edades y niveles de habilidad.

4. Outlook Express

¿Recuerdas aquellos días en los que la bandeja de entrada de tu correo electrónico en Windows tenía el inconfundible aspecto de Outlook Express? Este cliente de correo electrónico nativo de Microsoft, presente desde la versión 3.X hasta Vista, dejó una huella en la historia de la informática. Pero, ¡ojo! Que no se te confunda con Microsoft Outlook, otra aplicación con un nombre similar que apuntaba más hacia el ámbito profesional.

Outlook Express era como el hermano más informal de la familia. Estaba diseñado pensando en los usuarios domésticos, buscando hacer de la gestión del correo electrónico algo sencillo y accesible para todos. Una de sus características más destacables era la integración con Windows Messenger, aquella plataforma que nos permitía chatear y comunicarnos en tiempo real de manera más informal.

A lo largo de las diferentes versiones de Windows, Outlook Express se fue ganando un lugar en los corazones de muchos usuarios. Aunque con el tiempo fue siendo reemplazado por otras alternativas y finalmente descontinuado en favor de aplicaciones más modernas, su recuerdo sigue vivo en la memoria de quienes lo utilizaron.

5. Microsoft 3D Pinball Space Cadet

En 1995, Microsoft lanzó uno de los juegos más icónicos que muchos de nosotros adoramos sin saber realmente su nombre: ¡el Pinball Espacial! Este juego de pinball en 3D cautivó a millones de usuarios de Windows, desde su lanzamiento hasta que desapareció misteriosamente con la llegada de Windows XP.

Para muchos de nosotros, jugar al Pinball Espacial era una forma divertida de matar el tiempo mientras esperábamos que nuestro documento se guardara o la página web se cargara. Era sencillo, pero adictivo. Controlábamos las palancas con las teclas del ordenador y veíamos cómo la bola rebotaba de un lado a otro, tratando de batir nuestro récord.

Lo interesante es que el Pinball Espacial no era un juego independiente; en realidad venía incluido en el sistema operativo de Windows. Esto significaba que todos los usuarios de Windows 95, 98 o XP tenían acceso a este maravilloso juego de forma gratuita. No había necesidad de descargarlo ni instalarlo, solo tenías que buscarlo en los accesorios del menú y listo, horas de diversión garantizadas.

La desaparición del Pinball Espacial con la llegada de Windows XP dejó un vacío en los corazones de muchos fans del juego. A pesar de que existen versiones similares en línea o para descargar, ninguna ha logrado capturar la magia y la nostalgia de este clásico juego de pinball.

6. Buscaminas

Imagínate estar en la década de los 90, con tu flamante computadora Windows 3.1 y de repente encuentras un juego tan adictivo y entretenido como el buscaminas. No era solo un juego, era una forma de aprender a utilizar ese botón derecho del ratón que muchos no sabían para qué servía en aquella época.

Con una interfaz sencilla pero desafiante, el buscaminas se convirtió en un clásico instantáneo que muchos pasaban horas intentando resolver. El simple acto de hacer clic con el botón derecho para marcar una casilla y evitar una mina, o hacer clic con el izquierdo para descubrir lo que había debajo, se convirtió en una nueva forma de interactuar con la computadora.

Lo interesante es cómo un juego tan aparentemente simple logró introducir a tantas personas en el mundo de la tecnología de una manera divertida. No hacía falta ser un experto en informática para disfrutar del buscaminas, solo necesitabas un poco de paciencia, lógica y por supuesto, cuidado de no hacer explotar ninguna mina.

7. Encarta

¿Recuerdas Microsoft Encarta? Esa enciclopedia digital que solíamos usar en los años 90 y principios de los 2000 antes de que Wikipedia se apoderara de nuestras vidas. ¿Quién no pasó horas explorando sus artículos, viendo videos educativos y escuchando clips de audio? Encarta fue como tener una biblioteca entera al alcance de nuestros dedos.

Fue revolucionario en su momento. Antes de Encarta, si querías información sobre un tema específico, tenías que buscar en libros físicos o en la biblioteca. Pero con Encarta, tenías acceso a una amplia gama de información con solo unos clics. Era como tener un tutor virtual en casa.

Recuerdo pasar horas buscando información para mis tareas escolares. Podía profundizar en un tema específico y encontrar todo tipo de detalles y datos interesantes. Además, la interfaz era fácil de usar y amigable, lo que hacía que la experiencia de navegación fuera placentera.

Pero, como con todas las cosas, Encarta eventualmente quedó obsoleta. Con la llegada de Wikipedia y otras fuentes de información en línea, Encarta fue perdiendo relevancia y popularidad. Aunque muchos de nosotros guardamos gratos recuerdos de esta enciclopedia digital, es triste ver cómo quedó en el olvido.

8. Microsoft Reader

¿Quién recuerda esa aplicación para leer libros electrónicos que venía por defecto en Windows? ¡Yo sí! Fue lanzada allá por el año 2000, en una época en la que los libros electrónicos apenas empezaban a tomar vuelo.

Recuerdo perfectamente cómo solía usar Microsoft Reader para leer mis novelas favoritas en mi vieja computadora. Era sencillo, sin florituras, pero hacía el trabajo. Además, con el tiempo fue evolucionando para soportar otros formatos como PDF o XPS, lo que lo hizo aún más útil para aquellos que querían tener toda su biblioteca digital en un solo lugar.

Pero como todo en la vida, llegó su fin. En febrero de 2018, Microsoft decidió discontinuar Reader. ¿La razón? Habían encontrado a un sucesor mucho más versátil y completo que prometía revolucionar la forma en la que leíamos libros electrónicos. Y así fue como llegó a nuestras vidas un tal Microsoft Edge, que vino a conquistar nuestros corazones digitales.

A pesar de su desaparición, Microsoft Reader siempre será recordado con cariño por aquellos que vivimos la época dorada de los libros electrónicos.

9. Microsoft Photo Editor

¡Recuerdo perfectamente Microsoft Photo Editor! ¿Quién no lo recuerda? Era como el Photoshop de la época para aquellos que no eran tan expertos en el tema de la edición de fotos. Era básico, sí, pero cumplía su función de manera eficiente.

Recuerdo pasar horas editando mis fotos en ese programa. Aunque ahora hay tantas opciones más avanzadas y completas, en aquel entonces Microsoft Photo Editor era todo lo que necesitábamos. Podíamos recortar, ajustar el brillo y contraste, agregar filtros básicos y hasta hacer pequeñas correcciones.

Lo que más me gustaba de Microsoft Photo Editor era lo fácil que era de usar. No necesitabas ser un experto en informática para poder editar una foto decentemente. Todo estaba bien organizado y era bastante intuitivo, lo que hacía que cualquier persona pudiera aprender a usarlo rápidamente.

Por supuesto, con el paso del tiempo y la evolución de la tecnología, Microsoft Photo Editor quedó obsoleto. Aparecieron programas mucho más completos y sofisticados que lo fueron relegando al olvido. Pero para aquellos que lo utilizamos en su momento, siempre quedará ese recuerdo nostálgico de pasar horas frente al ordenador, tratando de mejorar nuestras fotos con ese programa tan simple pero efectivo.

10. Windows CD Player

Recuerdo cuando solía usar la aplicación de CD Player de Microsoft en mi antigua computadora con Windows. Era la forma perfecta de escuchar mis CDs favoritos mientras navegaba por internet o trabajaba en mis tareas. Era súper fácil de usar y me encantaba poder controlar la reproducción de música a través de la tarjeta gráfica de mi computadora.

La aplicación de CD Player era una característica estándar en sistemas operativos como Windows 98 o Windows 2000. Era genial poder simplemente insertar un CD de música en la bandeja de mi computadora y que se reprodujera automáticamente en la aplicación. Además, la interfaz era simple y directa, lo que hacía que fuera muy fácil encontrar y reproducir mis pistas favoritas.

Pero como dicen, todo lo bueno llega a su fin. Con la llegada de Windows ME a mediados de 2000, la aplicación de CD Player fue descontinuada y dejó de ser incluida en los sistemas operativos de Microsoft. Fue una verdadera lástima, ya que muchos usuarios, incluyéndome a mí, nos habíamos acostumbrado a utilizarla y nos resultaba muy práctica.

11. Microsoft Works

Y terminamos la revisión con Microsoft Works, que estuvo a la venta desde 1987 hasta 2009. Microsoft Works fue una suite de productos de productividad que incluía un procesador de textos, una hoja de cálculo y un programa de base de datos, entre otras herramientas. Aunque no era tan completo como Microsoft Office, Works era una opción popular para aquellos que buscaban una solución más económica y sencilla para sus necesidades de software de oficina.

El programa era conocido por su interfaz sencilla y fácil de usar, que lo hacía accesible para una amplia gama de usuarios. Además, incluía plantillas prediseñadas que facilitaban la creación de documentos profesionales, como cartas, informes y currículums. Sin embargo, a medida que Microsoft Office ganaba popularidad, Works comenzó a quedarse rezagado en términos de funcionalidad y compatibilidad con otros programas.

Finalmente, en 2009 Microsoft anunció que dejaría de vender Microsoft Works, ya que había sido reemplazado por la versión en línea de Office y otras alternativas más modernas. A pesar de su desaparición, Microsoft Works dejó un legado como una herramienta de productividad confiable y accesible para muchos usuarios durante más de dos décadas.

Estos son solo algunos de los programas de Microsoft que todos usábamos en los años 90. Aunque han pasado muchos años desde entonces y la tecnología ha evolucionado de manera impresionante, es divertido recordar aquella época en la que estos programas eran parte fundamental de nuestras vidas digitales.

Tecneófito

Tecneófito nació a principios del 2015 con el fin de compartir con sus lectores información de las últimas tendencias tecnológicas a nivel mundial, y analizar con minuciosidad los últimos lanzamientos de dispositivos tecnológicos del mercado.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu valoración: Útil

Subir