Expertos piden a Facebook cerrar la aplicación “Messenger Kids”

Una comunidad de defensores del desarrollo infantil instan a Facebook a cerrar su nueva aplicación de mensajería dirigida a los niños, Messenger Kids. Mediante una carta grupal enviada al CEO Mark Zuckerberg donde argumentan que los niños no están listos para tener cuentas de redes sociales.

Messenger Kids no responde a una necesidad, sino que está creando una”, dice la carta. “Atrae principalmente a niños que de otra forma no tendrían sus propias cuentas en las redes sociales”. Otro pasaje de la carta critica a Facebook por “apuntar a niños más pequeños con su nuevo producto”.

La carta a Zuckerberg fue firmada por defensores de los derechos de los niños junto a 19 organizaciones sin fines de lucro, y afirman que su preocupación proviene de investigaciones actuales que vinculan el aumento de la depresión y  malos hábitos de sueño en niños y adolescentes con mayor uso de redes sociales y dispositivos digitales.

En un comunicado publicado el lunes, Facebook afirmo que la aplicación “ayuda a padres e hijos a chatear de una manera más segura” y enfatizó que los padres “siempre tendrán el control” de la actividad de sus hijos. El gigante de las redes sociales agregó que consultó con expertos en  educación y familias, y aseguro que  Messenger Kids”no tendrá publicidad.

Los niños y las redes sociales

Una variedad de expertos  en educación y tecnología han comenzado a cuestionar los efectos que los Smartphones y las aplicaciones de redes sociales tienen en la salud y el bienestar mental de las personas, ya sean niños, adolescentes o adultos. Sean Parker, el primer presidente de Facebook, dijo el año pasado que la plataforma de redes sociales explota la “vulnerabilidad en la psicología humana” para volver adictos a sus usuarios.

A modo de ejemplo, una investigación realizada por el profesor de psicología Jean Twenge revela que el uso de las redes sociales por parte de los adolescentes está vinculado a cargos de frustación considerablemente mayores. Otra investigación actual descubrió que los adolescentes que pasan una hora al día hablando en las redes sociales reportan mucha menos satisfacción en cada faceta de sus vidas.

Muchos pre-adolescentes ya son usuarios de Facebook y otras plataformas de medios sociales orientadas a los jóvenes como Snapchat e Instagram, a pesar de las reglas internas que requieren que los usuarios tengan al menos 13 años de edad. Esas reglas se basan en parte en la ley federal, que prohíbe a las compañías de Internet recopilar información personal sobre niños sin el permiso de sus padres y les impone restricciones a la publicidad.

Algunas compañías han ofrecido controles parentales como una manera de frenar el uso infantill no autorizado de sus plataformas. Pero la nueva aplicación enfocada en niños de Facebook, que presenta animaciones y emojis, parece atender a una audiencia más joven, dijo Josh Golin, director ejecutivo de Campaign for a Free Childhood.

“Parece algo que atraería a un niño de 6 años o 7 años”, afirmo.

La pediatra conductual de la Universidad de Michigan, Jenny Radesky, quien firmó la carta, dijo que nunca conoció a un padre que quisiera llevar a sus hijos a las redes sociales a una edad tan temprana.

“Uno solo puede suponer que Facebook lo introdujo para atraer a usuarios cada vez más jóvenes”, dijo Radesky.

Eso es preocupante, dijo, porque los niños más pequeños aún no han desarrollado las habilidades cognitivas que les permitan pensar y regular sus pensamientos y acciones y permitirles darse cuenta cuando el diseño de tecnología persuasiva pueda estar manipulándolos.

En el momento en que se lanzó Messenger Kids, Facebook dijo que no mostraría anuncios ni recopilaría datos para su comercialización a los niños. Y subrayó que no moverá automáticamente a los usuarios al Messenger o Facebook habitual cuando crezcan lo suficiente, aunque podría darles la opción de mover los contactos a Messenger más adelante.

Relacionados